Las antropogénicas de GEI en el forzamiento radiativo (es

Las
categorías de impacto que considera el método ReCiPe se detallan a continación:

Cambio
climático (CC) – Se define como el impacto de las emisiones antropogénicas de
GEI en el forzamiento radiativo (es decir, la absorción de la radiación
térmica) de la atmósfera (Guine?e
et al., 2002). Los gases de efecto invernadero se
acumulan en la atmósfera y alteran el balance energético de la Tierra. Por lo
tanto, este indicador medioambiental tiene en cuenta la cantidad de GEI
liberados o asociados al sistema bajo estudio con el objetivo de medir el
potencial del cambio climático. El dióxido de carbono se ha establecido como
gas de referencia para medir las emisiones de diferentes gases de efecto
invernadero en función de su potencial de cambio climático.

We Will Write a Custom Essay Specifically
For You For Only $13.90/page!


order now

Agotamiento
del ozono trofosférico (OD) – El ozono se forma y destruye continuamente por la
acción de la luz solar y las reacciones químicas en la estratosfera (Goedkoop
et al., 2009). El agotamiento del ozono se produce si
la tasa de destrucción del ozono aumenta debido a las emisiones de sustancias
antropogénicas que persisten en la atmósfera. El ozono estratosférico es vital
para la vida porque dificulta la radiación solar dañina ultravioleta B (UV-B). Si
no se absorbe, la radiación UV-B inferior a 300 nm alcanzará la troposfera y la
superficie terrestre. Esta radiación puede tener efectos nocivos para la salud
humana, la salud animal, los ecosistemas terrestres y acuáticos, los ciclos
bioquímicos y los materiales. Este indicador medioambiental utiliza el
triclorofluorometano (CFC-11) como gas de referencia con el que se relacionan
todas las emisiones.

Acidificación
terrestre (TA) – La deposición atmosférica de sustancias inorgánicas
acidificantes puede causar un cambio en la acidez del suelo. Para casi todas
las especies vegetales, existe un óptimo de acidez claramente definido y una
desviación seria de este óptimo es perjudicial para ese tipo específico de
especies (Goedkoop
et al., 2009). Los contaminantes acidificantes tienen
una amplia variedad de impactos sobre el suelo, las aguas subterráneas, las
aguas superficiales, los organismos biológicos, los ecosistemas y los
materiales. Este indicador medioambiental se mide en términos de masa de
dióxido de azufre equivalente emitido

Eutrofización
de agua dulce y marina (FE y ME) – Las repetidas sobreaplicaciones de
fertilizantes orgánicos y minerales al suelo, por encima de las necesidades del
cultivo, han conducido a la acumulación de macro nutrientes como nitrógeno,
fósforo y potasio. En la saturación,los nutrientes se pierden en las aguas
superficiales o subterráneas. El enriquecimiento de nutrientes puede causar un
cambio indeseable en la composición de las especies y una mayor producción de
biomasa en los ecosistemas acuáticos. Además, las altas concentraciones de
nutrientes también pueden hacer que las aguas superficiales sean inaceptables
como fuente de agua potable. En los ecosistemas acuáticos, el aumento de la
producción de biomasa puede provocar niveles de oxígeno deprimidos. El
crecimiento de la biomasa en diferentes ecosistemas acuáticos puede estar
limitado por diferentes nutrientes. Las aguas dulces suelen estar limitadas por
el fósforo, mientras que el nitrógeno suele ser el nutriente limitante del
rendimiento de biomasa en las aguas marinas (Goedkoop
et al., 2009). Por lo tanto, las aguas marinas y
continentales se tratan como dos indicadores ambientales diferentes de la
eutrofización acuática:

i)
la eutrofización de agua dulce se mide en masa de equivalente de fósforo y las
principales emisiones que afectan a este indicador ambiental son el fosfato, el
ácido fosfórico y el fósforo

 ii) la eutrofización marina se mide en masa de
equivalente de nitrógeno y las emisiones conexas más importantes son el
amoniaco, el nitrógeno total, el nitrato, el nitrito y el nitrito.

Toxicidad
humana (HT) y ecotoxicidad terrestre, de agua dulce y marina (TET, FET y MET) –
El factor de caracterización de la toxicidad humana y la ecotoxicidad explica
la persistencia (falta) y acumulación ambiental en la cadena alimentaria humana
(exposición) y la toxicidad (efecto) de un producto químico. Los factores de
destino y exposición pueden calcularse mediante modelos “evaluativos”
multimedia de destino y exposición, mientras que los factores de efecto pueden
derivarse de los datos de toxicidad en seres humanos y animales de laboratorio (Goedkoop
et al., 2009).

Formación
de oxidantes fotoquímicos (POF) – Este indicador ambiental comprende la
formación de compuestos químicos reactivos como el ozono por acción de la luz
solar sobre ciertos contaminantes atmosféricos primarios, principalmente óxidos
de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles no metánicos. Los fotooxidantes
pueden formarse en la troposfera bajo la influencia de la luz ultravioleta a
través del oxidato fotoquímico.

Formación
de material particulado (PMF) La materia particulada fina con un diámetro
inferior a 10 um (PM10) representa una mezcla compleja de sustancias orgánicas
e inorgánicas. El PM10 causa problemas de salud al llegar a la parte superior
de las vías respiratorias y los pulmones cuando se inhala. Los aerosoles
secundarios PM10 se forman en el aire a partir de las emisiones de dióxido de
azufre (SO2), amoniaco (NH3) y óxidos de nitrógeno (NOx), entre otros. La
inhalación de diferentes tamaños de partículas puede causar diferentes
problemas de salud. Según estudios recientes de la OMS, los efectos de la
exposición crónica a PM sobre la mortalidad (esperanza de vida) parecen
atribuibles a PM2,5 en lugar de a partículas más gruesas. Las partículas con un
diámetro de 2,5-10 mm (PM2.5-10),
pueden tener impactos más visibles en la morbilidad respiratoria. PM tiene
fuentes tanto antropogénicas como naturales (Goedkoop
et al., 2009).

Ocupación
agrícola y urbana de la tierra (ALO, ULO) y transformación natural de la tierra
(NLT) – La categoría de impacto del uso de la tierra refleja el daño a los
ecosistemas debido a la ocupación y transformación de la tierra. Aunque existen
muchos vínculos entre el uso de la tierra y la pérdida de biodiversidad, se
consideran los siguientes mecanismos:

 i. ocupación de una determinada área de tierra
durante un tiempo determinado;

ii.
transformación de una determinada superficie de terreno. Ambos mecanismos
pueden combinarse, la ocupación puede seguir a una transformación, pero a
menudo la ocupación ocurre en un área que ya ha sido convertida (transformada).
En esos casos, no se asigna el impacto de la transformación al sistema
productivo que ocupa un área (Goedkoop et al., 2009).

Agotamiento
de agua (WD) – El agua es un recurso escaso en muchas partes del mundo, pero
también es un recurso muy abundante en otras partes. A diferencia de otros
recursos, no existe un mercado global que garantice una distribución global. El
mercado no funciona realmente a grandes distancias, ya que los costes de
transporte son demasiado elevados. La extracción de agua en un área seca puede
causar daños muy significativos a los ecosistemas y a la salud humana, pero
hasta ahora no hay modelos disponibles para expresar el daño al nivel del punto
final. Este punto medio expresa la cantidad total de agua utilizada. Una
cuestión importante es considerar qué tipos de usos del agua provocan escasez
de agua. Si el agua se evapora o se usa como insumo en los procesos de
producción, se puede asumir que el agua se pierde de un área. Si se consume el
agua, pero se libera muy cerca del punto de consumo, se puede argumentar que el
agua no se pierde, y en ese caso el uso del agua no resulta en ninguna escasez.
Cinco tipos de agua utilizados en los datos de Ecoinvent que deberían
utilizarse como predeterminados, pero se recomienda evaluar caso por caso si se
deben incluir más tipos de uso del agua (Goedkoop
et al., 2009).

Agotamiento
de metales (MD) – Los minerales estaban presentes cuando se formó la tierra, y
al enfriarse, los procesos geológicos crearon áreas en las que se concentraron
los minerales. Eventualmente, los minerales o metales son la producción
económica de una operación minera y por lo tanto también llamados commodities. Se puede encontrar un
mineral en diferentes yacimientos y varias minas pueden producir el mismo tipo
de yacimiento (produciendo el mismo metal). Algunos metales siempre se extraen
como subproducto como el molibdeno, galio e indio.

Agotamiento
de recursos fósiles (FD) – Este indicador ambiental mide el consumo de
combustibles fósiles a lo largo de la gestión de los residuos ganaderos. Este
indicador se refiere a un grupo de recursos no renovables que contienen
hidrocarburos. El grupo va desde materiales volátiles (como el metano),
petróleo crudo y materiales no volátiles (como el carbón) (Goedkoop
et al., 2009). Está directamente relacionado con el
grado de mecanización del sistema estudiado. Este indicador se mide en términos
de masa equivalente de petróleo, basado en el contenido energético de los
diferentes combustibles fósiles.

Finalmente,
las categorías de impacto elegidas para el presente trabajo son las siguientes,
basadas en un estudio sobre la producción de compuestos de alto valor añadido a
partir de biomasa como materia prima elaborado por González-García et al. (2016): cambio climático, agotamiento del
ozono troposférico, eutrofización del agua dulce, eutrofización del agua
marina, toxicidad humana, formación de oxidantes fotoquímicos, ecotoxicidad
terrestre, ecotoxicidad marina, ocupación agrícola de la tierra, agotamiento de
agua y agotamiento de los recursos fósiles

x

Hi!
I'm Santiago!

Would you like to get a custom essay? How about receiving a customized one?

Check it out